Jinotega y sus Fiestas Patronales

En el Municipio de Jinotega se celebran las fiestas del día de la Cruz, el 3 de Mayo de cada año, donde se realiza una misa en la Peña de la Cruz, además se realizan las fiestas de Aniversario el 15 de Octubre de cada año.

Cuenta con dos templos parroquiales mayores de carácter moderno; la Catedral San Juan Bautista, ubicada en el asentamiento del antiguo templo que fue renovado en toda su estructura, y en donde sobresalen variedad de imágenes neocoloniales como el Cristo Flagelado, El Nazareno, El Señor de los Milagros, la Inmaculada Concepción de María, el Señor Resucitado, entre otras y la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles que data de la década los 70´s, así mismo se encuentran una serie de parroquias (Santa Gema, Vicaría Maximiliano Kolbe, Ntra. Señora del Carmen, Sangre de Cristo – Llano de la Tejera, San Pablo – Llano de la Cruz, San Isidro, etc.), situadas en los distritos urbanos de la ciudad.




La gastronomía de la región norte es muy variada. Existe una forma peculiar de preparar muchos platillos propios de toda la región norte y de toda Nicaragua. Por citar algunos ejemplos tenemos la forma en que se prepara el nacatamal, la chanfaina, el indio viejo, agualoja, tamales pisques, pozol, chicha de maíz, atol de elote, tamal dulce, tortilla de maíz, cabeza de chancho ente otros.

La música cultural es el alimento que hace que un pueblo tenga su propia identidad a diferencia de los demás pueblos.

El rascar la guitarra, mandolinas y guitarrones “sacan” las notas musicales que caracterizan a las polkas, mazurcas y jamaquellos, ritmos musicales llegados al norte con la conquista española y que fueron adoptados por los indígenas de esa zona, quienes les impusieron su propio estilo encamado en el alma indígena. Ritmos norteños fueron la sensación del “Primer Festival de Polkas, Mazurcas y Jamaquellos”.

Las polkas y mazurcas, una música muy propia de nuestro municipio; melodías armoniosas que amenizan las danzas con movimientos rítmicos y el galanteo de cada pareja le imprime sabor en las que se narran hechos, paisajes, costumbres, la belleza de la mujer y el amor en general. Estas han nacido con el cruce de la cultura musical europea y el sentir autóctono de nuestro pueblo indígena elcual da lugar a la expresión musical que hoy por hoy nos identifica como jinoteganos. Los ritmos mazurcas y polkas son de origen polaco, llegando a Nicaragua con la conquista española.

Esta entrada fue publicada en Folklore, Tradiciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *