BAILE DE LAS NEGRAS.

Nuestras Danzas y 
Tradiciones de mi tierra. 

Baile Negras 1El baile de Negras es una de tantas manifestaciones culturales que aparecen durante las fiestas de San Jerónimo. Santo Universal, cuyo nombre se inmortalizó por traducir las sagradas escrituras al latín, versión que se conoció con el nombre de “Vulgata”.

La principal característica de este baile lo muestra su indumentaria que es diferente al resto de bailes que salen para esta fecha; la máscara antiguamente era de madera, color negro, el color moreno de la piel del indio, determinante para que se llamara: “El baile del Indio o de negras”.

Otra característica esencial es que la pareja está compuesta solo por personajes del sexo masculino. Uno se viste de mujer y el otro de varón. Con el tiempo, las máscaras de madera fueron sustituidas por máscaras de cedazo en los años 1905, según lo explicó Don Horacio Pérez (“pescuecito”) y don Alonso Montalván V.

Esas primeras máscaras de cedazo fueron elaboradas por el pintor monimboseño don Sofonías Gómez, padre de la poetiza Ana Ilse Gómez, y por Bernabela Boza.

La cultura indígena está ligada fuertemente a la religión debido a que los frailes españoles obligaron a nuestros antepasados a rendir culto a sus dioses haciendo uso para ello de las cualidades artísticas del indígena.

Características del Baile de Negras. 

Baile Negras 2Esta danza tradicional tiene una organización cuya cabeza se encuentra un mayordomo que desde el mes de julio busca los integrantes del baile, la marimba, los colaboradores y las casas donde van a danzar, estas pueden ser de parientes, amigos o folkloristas.

Los ensayos comienzan desde septiembre y se realizan en casa del mayordomo; la costumbre es que al final de este se reparte un brindis entre las personas que llegan a presenciar el ensayo.

Los Bailes de Negras comienzan el primero de Octubre, la primera pieza la bailan en el atrio de la iglesia de San Jerónimo ó Tata Chombo para rendir tributo al milagroso Santo. Después siguen en busca de las casas según un programa establecido.

La costumbre es que en cada casa los bailarines sean atendidos con mancarrones, dulces, café caliente, tragos de guaro lija, nacatamales y chicha.

La última bailada la realizan en casa del mayordomo donde se cierra con broche de oro y con una comilona de padre y señor mío.

Primeros bailarines que divulgaron esta danza: 

Este legendario baile era exclusivo de los indios de Monimbó, pero entre 1910 y 1915 se extendió a otros barrios de Masaya gracias a la labor promotora de personas como Polín y José Marenco del Barrio San Juan; Jacinto Flores del Barrio de las Siete Esquinas; Felicito Franco y Adán Miranda del Barrio Monimbó. 

En 1916 don Alonso Montalván V. organizó el primer grupo folklórico de negras, con trajes de española. Se disfrazaron de mujeres: Jacinto flores, Pilo Briseño, Alonso Montalván y de varones o viejos: Manuel Ortega, Julio Montenegro y Horacio Pérez (conocido como Pescuecito). El marimbero fue Ladislao López.

A esta larga lista de bailarines se sumaron entre los años 50 y 70: Dennis Bermudez, Darío Martínez, Ramiro Bermúdez, Horacio Palacios, Rigo Guzmán Martínez, Tony Altamir, Alfredo Montalván y otros. Precisamente el que escribe este ensayo, el profesor René Chavarría Martínez, fue el director fundador del más famoso Baile de Negras de Masaya, en los años 76 y 77.

Existen diferentes Bailes de Negras en Masaya, Cuna del Folklore Nacional.

Trabajo elaborado por el profesor folklorista: René Chavarría M.