Baile de Las Inditas

Indita1“Desde el punto de vista social y artístico constituye un verdadero documento de la historia patria, allí donde todavía no hay archivos, museos, ni sociólogos, ni poetas…”

Lo anterior es tomado del folleto titulado: “Panorama Folklórico Masayés”, del historiador Don Avelino Escorcia Zúñiga. “Los atuendos por su vestimenta, baile arreglo van dando norte a que se despierte un poco esa memoria dormida” -nos recuerda Edgar Escobar (hijo).


Los movimientos corporales del Baile de las Inditas nos indican que este baile es una invitación de amor intensa. Desde el atuendo, los instrumentos musicales, el ritmo de los mismos, los movimientos corporales nos indican lo que quieren representar, porque el baile no se reduce a evadirse de la realidad.

El baile antiguo tiene toda una cosmografía. Esto porque los que invadieron a la fuerza o de forma pacífica nuestra nación, aún perviven y es preciso sumarnos a esa indagatoria curiosidad, su identificación y valorar estos aspectos que nos dan la categoría de ser distintos de los demás y tomar conciencia de la propia idiosincrasia. Y no debemos ponernos en un plan de evitar la mezcla de razas para minimizar a alguna, más bien aceptar esa nueva sangre, y evitar los extremos politiqueros, porque el arte es parte y no entra en cuestiones ideológicas que deforman el origen de la creatividad humana las distintas expresiones del habla, la comida, el atuendo, la escritura y hasta el baile.

Indita2El hombre, quiso imitar a la naturaleza, sonidos con la boca, flautas, instrumentos de viento, cuerda, chicheros o filarmónicos, o instrumentos duros como el choque de piedras, arrastrar ramas o por el cuero a cocos cortados. Los movimientos corporales en el Baile de las Inditas o Viejos, no se alejan de esa simbología natural y espontánea del ser humano, por invitar al amor a la dama y al caballero, por saludar con los brazos, la cabeza, el abanico una inspiración española, en el baile del mestizaje, pero a diferencia del Baile de las Inditas, este último invita al encuentro entre dos parejas que se gustan, se atraen y expresan todas sus emociones en el baile.

Todo esto va creando las artes, artes mágicas, hoy esos símbolos están allí, en la ciudad del folklore nicaragüense, y es preciso interpretarlos, rescatarlos, haciéndolos valorar por las nuevas generaciones.


Esta entrada fue publicada en Danza, Folklore y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.